IT EN ES

Centro de promoción integral Padre Kolbe “Arcoíris de la alegría” 

Montero (Santa Cruz) – Bolivia

Ya el nombre expresa lo que es este Centro, que responde a la realidad de numerosas familias a las cuales ofrecemos nuestro acompañamiento espiritual, formativo, social y sanitario. Nos inspiramos en la espiritualidad de san Maximiliano Kolbe que no ahorró esfuerzos en promover humana y espiritualmente a todas las personas con las cuales se relacionaba. “Arcoíris de la alegría”, donde muchas familias en la diversidad de “colores” y situaciones, encuentran paz, alivio y amistad, donde valorizamos las distintas “tonalidades” y la unicidad de cada persona, donde se espera, se ama y se trabaja juntos.

Este servicio - misión en el Centro es realizado por: misioneras, voluntarios, directivos, asociados,  profesionales y todos los que tienen vocación de servicio.

Está formado por tres áreas: formativa, social y de salud.

Acompañamos a 160 familias de escasos recursos que viven en  los barrios de Montero o del campo, en un modo personalizado y atento, también a través de la trabajadora social.

A menudo es necesario recurrir también a la ayuda profesional en especial en el aspecto psicológico.
El Centro recibe a los niños y adolescentes,  que son ayudados  a través del apoyo escolar, por los profesores y también por  jóvenes universitarios que son sostenidos en sus estudios, haciendo así posible este círculo de bien que se expande siempre más, gracias a la generosidad de muchos.

También tienen la posibilidad de participar de talleres de robótica, computación, deporte, baile, guitarra....

A las familias se les entregauna vez al mes una canasta de víveres con productos de primera necesidad. Y ellas mismas dejan una colaboración para la manutención del Centro. A las mamás se trata de brindarles  posibilidades de formación a través de talleres y charlas formativas. Ellas mismas por turnos viene a preparar las meriendas para los niños y jóvenes.

Para los niños y jóvenes se prevee también una colaboración para el pago de sus cuotas escolares y de la catequesis,  de los textos, los uniformes.

Se realizan algunas tardes de formación y de recreación por edades, promoviendo el valor de la vida; esta actividad se realiza por medio de videos, dinámicas juegos, merienda.

En el área salud se trata de brindar una ayuda, aconsejando y solventando algunos gastos en medicamentos o tratamientos que no cubre el seguro social. Hay profesionales médicos que  apoyan a los niños y sus familias con costos más reducidos. Se ayuda en forma periódica un grupo de epilépticos.

El Centro “Arcoíris de la alegría” para el futuro prevé otros micros proyectos y actividades de promoción artística y deportiva para los niños, adolescentes y jóvenes. Y talleres para las mamás. La finalidad es la de utilizar de manera positiva el tiempo libre, hacer emerger los dones escondidos,  cultivar esperanza, construir juntos un futuro mejor.

25 años de consagración
Primer plano

“En un momento de la vida Dios nos presenta un don: el don de la vocación, la invitación a la consagración a Él. Ese don va aferrado con un acto de fe profundo: de fe en su amor” (padre Luis Faccenda). 

Queremos compartir con gran alegría los 25 años de consagración a Dios de Zulema Tamaguzuku y los 40 años de Graciela Gallardo y Anna Gentile en nuestra familia consagrada.

Como ayudarnos

«El amor es el secreto de Dios. Delante a Él no existe el grande, el pequeño, lo mucho, lo poco, solo el amor» (padre Luis M. Faccenda)

Si tienes tiempo libre y deseas estar disponible, si tienes un talento particular para compartir

Nuestro trabajo y nuestras misiones se sostienen exclusivamente con tu generosidad.

News social
Facebook
Novena a la Inmaculada La belleza de una mujer habitada por Dios 2 de Diciembre ♦️Para contemplar. «Estaba allí la Madre de Jesús» (Jn 2, 1-12). ♦️Para regalar a María. Me adelantaré a servir, estaré disponible, como María. ♦️Para presentar a María. Rezaré por el aumento de la fe, la esperanza y la caridad de todos los cristianos. ♦️Para meditar. Con frecuencia nos quejamos de la contaminación del aire, que en algunos lugares de la ciudad es irrespirable. Es verdad: se requiere el compromiso de todos para hacer que la ciudad esté más limpia. Sin embargo, hay otra contaminación, menos fácil de percibir con los sentidos, pero igualmente peligrosa. Es la contaminación del espíritu; es la que hace nuestros rostros menos sonrientes, más sombríos, la que nos lleva a no saludarnos unos a otros, a no mirarnos a la cara... La ciudad está hecha de rostros, pero lamentablemente las dinámicas colectivas pueden hacernos perder la percepción de su profundidad. Vemos sólo la superficie de todo. Las personas se convierten en cuerpos, y estos cuerpos pierden su alma, se convierten en cosas, en objetos sin rostro, intercambiables y consumibles. María Inmaculada nos ayuda a redescubrir y defender la profundidad de las personas. La Virgen nos enseña a abrirnos a la acción de Dios, para mirar a los demás como Él los mira: partiendo del corazón. A mirarlos con misericordia, con amor, con ternura infinita, especialmente a los más solos, despreciados y explotados (Benedicto XVI). #Maria #Abrazar #inmaculada
Loading…