IT EN ES

Las etapas de preparación

 

SER MARÍA: UN SUEÑO QUE NOS LLEVA LEJOS

PROYECTO CONSAGRACIÓN A LA INMACULADA

¿QUÉ ES?

Es un Itinerario de formación en 5 etapas, que presenta la consagración a la Inmaculada según la espiritualidad de san Maximiliano Kolbe y el aporte dado por el padre Luis Faccenda.

¿POR QUÉ CONSAGRARNOS A LA VIRGEN?

Porque Jesús nos la da como madre. Desde la cruz dice: “Mujer, aquí tienes a tu hijo”. “Aquí tienes a tu madre” (cf. Jn 19, 26-27). Porque como el discípulo amado, con un gesto de fe profunda, la recibamos como hijos y le demos espacio en nuestra vida.

¿POR QUÉ SER MARÍA?

“Ser María” es la “meta” de la consagración a la Inmaculada. Confiando en María nos dejamos guiar por Ella, para vivir una relación filial, para aprender de sus gestos y actitudes, para asemejarnos cada día más a Ella y así realizar el proyecto de amor que Dios tiene para cada uno de nosotros.

ETAPA I

CONECTAR

“Ven y verás” (Jn 1, 46)

Proponemos un itinerario para favorecer el encuentro vital con Jesús, su persona y su mensaje como fuente de identidad y felicidad.


ETAPA II

DESPERTAR

“He aquí a tu madre” (Jn 19, 27)

Ofrecemos un conocimiento inicial sobre la Virgen María y su misión en el misterio de Cristo y de la Iglesia para despertar el deseo de consagrarse a Ella.


ETAPA III

ABRAZAR

“Y la recibió en su casa” (Jn 19, 27)

Presentamos la espiritualidad de la consagración a María según la propuesta del padre Kolbe y del padre Luis Faccenda, para abrirnos con Ella al amor de Dios y a los hermanos.


ETAPA IV

CONTAGIAR

“María partió y fue sin demora…” (Lc 1, 39)
Proponemos profundizar el camino de consagración a la Inmaculada como estilo de vida y de misión.


ETAPA V

ANIMAR Y ACOMPAÑAR

“… y se puso a caminar con ellos…”  (Lc 24, 15)
Brindamos formación y acompañamiento a los ya consagrados que son animadores de grupos, fortaleciendo su relación con Dios y la Virgen. Ofrecemos herramientas de animación.

***

Soñamos que todas las personas, acompañadas por María y como Ella, descubran su vocación de ser hijos e hijas amados por Dios, vivan su misión y den testimonio de la alegría del Evangelio en la Iglesia y en el mundo·

 

 

Primer plano

Y el Señor sale a nuestro encuentro en este caminar, en este tiempo concreto, en esta realidad nuestra… y miramos el comienzo del año como quien mira el amanecer que despunta, una criatura que nace, un capullo que florece, un camino por andar. Como quien resurge nuevamente, se pone en pie y mira el horizonte y ahí estamos, con la mochila cargada de esperanzas.

Como ayudarnos

«El amor es el secreto de Dios. Delante a Él no existe el grande, el pequeño, lo mucho, lo poco, solo el amor» (padre Luis M. Faccenda)

Si tienes tiempo libre y deseas estar disponible, si tienes un talento particular para compartir

Nuestro trabajo y nuestras misiones se sostienen exclusivamente con tu generosidad.

Loading…