1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

La Paya

Cachi - Salta

Siguen resonando en el corazón las palabras de Papa Francisco: 
 

Con alegría y bajo el lema: "Con los magos hemos venido a adorarte, Jesús" jóvenes del grupo de la M.I. realizaron la misión en La Paya, Cachi.

Tengo la oportunidad de poder contarles mi primera misión. Fue en "La Paya" un pueblo con pocos habitantes que viven junto a los cerros y quebradas. Me sorprendió la acogida de estos pueblerinos, y me preguntaba a mí misma, no somos nosotros los misioneros lo que debemos entregar todo? Pués no!! Me equivocaba y lo entendí, esa gente también pueden transmitirnos muchas cosas buenas, algún ejemplo de amor, de caridad, fraternidad..
Y es así como comenzó la misión. Junto a mis hermanos esos días esperábamos la llegada de los niños, jóvenes y adultos con ansias para poder transmitir con amor la Palabra de Dios y el abrazo de nuestra madre María que siempre nos acoge. Nuestra misión era compartir la estrella de Belén y la venida de los reyes magos al humilde pesebre donde Dios había nacido. De este modo compartimos muchos bailes, risas, canciones, incluso hasta un pesebre viviente.
 Me atrevo a decir que teníamos nuestros momentos de alegría pero también de escucha, de compartir y comprender los sufrimientos que algunas familias necesitaban de nosotros, para brindarle consuelo, esperanza y fortaleza. No quiero alargar mucho mi experiencia pero les juro que cuando volvía a la ciudad en colectivo sentí que dejaba una parte de mí, un corazón quebrado pero a la vez feliz. Giovanna, 24 años.   

 Esta misión fue uno de los momentos más importantes e increíbles porque tuve nuevos desafíos. 
Me alimenté de la Palabra de Dios y me enseñó que debo llevarla en el día a día. Me gustó el compañerismo del grupo ya que todos se empeñaron en realizar las actividades de la mejor manera posible. La comunidad nos recibió con el corazón. Cintia, 20 años.

En sí, la misión significó mucho para mi, porque me ayudó a ver las cosas de otra manera, de como viven, como se desenvuelven el día a día, es algo distinto al ambiente que estoy acostumbrados, también que es lo que pasa cuando llueve muy fuerte aunque ellos piden que llueva que por un lado está bien y por el otro no tan bien...
Lo que me gustó de la misión fue que gente te recibía de buena manera, con los brazos abiertos cuando eran visitadas por nosotros y se abrían hablando mucho, le gustaban mucho hacerlo, se sentían bien hablando con nosotros al igual que nosotros por la confianza que nos tenían, nos contaban de su pasado que no eran del todo muy bueno pero ellos nunca bajaron los brazos...  Me ayudó mucho en lo bien que me hacían sentir y la emoción generada al ver su alegría, al notar distintas reacciones que ellos transmitían, solo por  el hecho de haberlos visitado. Regrese muy contento por los momentos pasados y compartido ahí, la confianza compartida y la organización en todo momento... Elías.