1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

Año Mariano Nacional 

“Con María, servidores de la Esperanza”

Catamarca camina hacia el Jubileo por los 400 años de la presencia de la bendita Imagen de la Pura y Limpia Concepción, la Virgen del Valle.
 

En el último año del trienio de la preparación, dedicado a la Espiritualidad de los Discípulos Misioneros, Catamarca camina hacia el Jubileo por los 400 años de la presencia de la bendita Imagen de la Pura y Limpia Concepción, la Virgen del Valle en Catamarca.
 Por este significativo acontecimiento para nuestra región y para la Iglesia en nuestro país, la Conferencia Episcopal Argentina asumió la propuesta hecha por Mons. Luis Urbanc y respaldada por los Obispos de la región del noroeste argentino, de celebrar en el año 2020 un Año Mariano Nacional, desde el 8 de diciembre de 2019 hasta el 8 de diciembre de 2020; y durante el mismo año, realizar el IV Congreso Mariano Nacional, del 23 al 26 de abril. Además, durante el mes de septiembre, tendrá lugar un Congreso Teológico Pastoral Mariano. Ambos eventos tendrán lugar en la tierra bendecida con la presencia de la Morenita del Valle.
 Esto llena de profunda alegría a la Iglesia que peregrina en Catamarca. El valor de esta devoción cuatro veces centenaria abre en nuestro país una oportunidad pastoral que, seguramente, dará muchos frutos de fortalecimiento en la fe, impulso en la esperanza y renovado ardor en la caridad.
 El Año Jubilar Mariano será ocasión para dar nuevo impulso a la tarea misionera y también para que redescubramos las tradiciones que nuestra Madre María ha generado en su pueblo, desplegando la “cultura del encuentro” y aportando criterios evangélicos que respondan creativamente a las problemáticas personales y a las situaciones sociales que desafían al mundo de hoy.
 Los acontecimientos programados bajo el lema “Con María, servidores de la Esperanza” e iluminados por el tema: “María, Madre del Pueblo, Esperanza nuestra”, facilitarán espacios para el diálogo, la reflexión y la oración, anunciarán la misericordia de Dios y el amor de María, que superan temores e incomprensiones, integran las diferencias que nos enriquecen y cuidan la identidad de nuestro pueblo.  

 Historia de la Virgen del Valle
 La Imagen de la Virgen del Valle fue encontrada entre 1618 y 1620 en una gruta de Choya, en el valle central de Catamarca. La historia cuenta que fue un nativo de esas tierras al servicio de don Manuel Salazar quien escuchó durante una tarde varias voces y pisadas y, de repente fue sorprendido por un grupo de muchachas con lámparas y flores que caminaban en silencio hacia la montaña. Pese a la sorpresa, el observador prefirió regresar a su rancho, aunque con cierta curiosidad.
 A la mañana siguiente, regresó a  aquel lugar, decidido a seguir las huellas que dejaron las muchachas. Después de recorrer varios kilómetros, se encontró con una pequeña cueva de piedra de cuarzo rodeado por restos de fogones y numerosas flores. Continuó su camino hasta toparse con una imagen de la Pura y Limpia Concepción, con su rostro moreno y las manos juntas en forma de rezo.
 Profundamente interesado, Don Manuel de Salazar, averiguó una y otra vez los pormenores del descubrimiento de la imagen. Salió guiado por el nativo desde su vivienda en la población de Motimo, hoy San Isidro, y se dirigió con su guía e informante hacia el lugar y la cueva mencionados. Al llegar el Administrador del Valle, trepa con el indio hasta la entrada de la gruta, y la encuentra tal cual el servidor la describiera. No cabía duda, era la Imagen de la Reina del Cielo en la soberana advocación de Pura y Limpia Concepción.
 La gruta en que el aborigen al servicio de Don Manuel de Salazar  encontró la imagen, se encuentra en las primeras estribaciones del Ambato, a unos siete Kilómetros hacia el norte de la ciudad Capital de la Provincia.   

Área de Prensa y Difusión del 4CMN2020
Responsable Lic. Pbro. Marcelo Amaya