1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

Bendición de la “Casa de la Inmaculada”

Rosario de Lerma, Salta.

Saludo de Giovanna Venturi, directora general
 

Roma 16 de diciembre de 2019  

Queridos amigos presentes:
Deseo agradecer con ustedes ante todo al Señor por el regalo que nos ha hecho no solo de una casa con paredes sino, ante todo, de una casa que son ustedes, que con la acogida generosidad y disponibilidad han recibido a las misioneras.

Es bello y significativo vivir esta celebración en este tiempo de inmediata preparación a la Navidad donde recordamos como Jesús, el niño Dios, no encontrado una casa disponible a recibirlo para nacer. Por eso es que estamos aún más agradecidas a él por este regalo que nos ha hecho.

Los dones que el Señor nos hace nos llegan a través de personas generosas que se transforman en sus instrumentos. Un Gracias especial a Dante, un ángel de la bondad y del amor del Señor.

Confiamos a María esta casa porque deseamos que sea “su casa” y nosotras simples instrumentos de su presencia y maternidad. Le pedimos que pueda ser lugar para todos de encuentro con el amor del Señor.

Gracias a monseñor Mario por habernos recibido en su arquidiócesis.
Gracias a la ciudad de Rosario de Lerma por habernos acogido.
Gracias al padre Alejandro por su servicio sacerdotal cercano a la comunidad de las misioneras.
Gracias a cada uno de los consagrados a la Inmaculada que van conociendo cada vez más y mejor el carisma del Instituto para ser parte de esta misma familia espiritual mariana y misionera.

Acompañado con mi oración este acontecimiento de bendición con afecto, 

Giovanna Venturi
Directora general del Instituto de las Misioneras de la Inmaculada Padre Kolbe   

 
Palabras de Mariela López, responsable de la comunidad de Rosario de Lerma.


El 8 de diciembre, hace menos de diez días, se dio inicio al Año Mariano Nacional. Nosotras vemos, como otro signo importante la presencia de María dentro del pueblo, que sea hoy la bendición de esta casa, nuestra comunidad, que llamamos “Casa de la Inmaculada”.

Lo vemos también como un como un fruto valioso del esfuerzo y de tanto ofrecimiento que realizaron las tres primeras misioneras italianas que llegaron a la Argentina y que este año hemos celebrado los 50 años. Por este motivo, la tarjeta que encontraron: 50 años de vida y de misión del Instituto Misioneras de la Inmaculada Padre Kolbe en Argentina.  
 Además, estamos iniciando una nueva etapa hacia los 100 años del nacimiento del padre Luis Faccenda, fundador de nuestro Instituto. El tema que nos acompañará en el 2020 es: “Artífice del presente, responsables del futuro". Con estas palabras suyas, el padre Faccenda, nos pide estar presente en nuestro tiempo para escribir juntos una nueva página de la historia. Él dio su aporte bien concreto y nos entrega la posta para que cada uno de nosotros salgamos de la tentación de la nostalgia de los tiempos que ya pasaron y nos proyectemos hacia un futuro que hemos de soñar y construir.

 ¡Quién mejor que nuestra Madre Inmaculada para ayudarnos y enseñarnos a ser artífices del presente! Ella se dejó modelar por el gran Artesano y Creador, nuestro Dios Amor que hace todo bien y bello. Esa belleza que plasmó en María es la que también nosotros podemos manifestar dejándonos conducir por la Inmaculada, dejándonos guiar por Ella, hacernos semejantes a Ella, como decía el padre Kolbe.

 Hoy somos testigos de alguien que se dejó plasmar y se hizo artesano, creador, autor, obrero del presente en Rosario de Lerma. Es Dante, que con su donación material, hizo posible la “Casa de la Inmaculada” para dar estabilidad y permanencia a la comunidad.

 La casa de la Inmaculada” no es solo para las misioneras…
 es la casa para todos los que buscan y necesitan del amor de la madre,
 es la casa para todos los que desean conocer más sobre Ella, sobre la Palabra de Dios y las enseñanzas de la iglesia,
 es la casa para todos los que desean dar su colaboración en la extensión del Reino de Dios…  
 
Como María, en puntas de pie y con el corazón repleto de alegría y gratitud, quiero expresar con el poema que Dante escribió este sábado lo que significa para nosotras esta casa y lo que también experimentan las personas que ya son parte…  

 Me he enamorado de María,
 Madre de Jesús y Madre mía
 cada vez que la miro
 mi corazón de amor se inflama.
 De las madres, es la más bella.
 Si este dulce amor tú quieres probar,
 ven esta casa que lo encontrarás.

Mariela López
Directora de la comunidad de Rosario de Lerma