1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

Peregrinando a los lugares kolbianos

Polonia-Italia 2018

Testimonios de los peregrinos...
 

Agradecer al Señor por los hermosos días que he pasado en compañía de El y de la Virgen. También agradezco haber tenido la dicha de contar con el Padre Daniel y poder haber escuchado Misa diaria y sus homilías  han aumentado nuestra fe para poder transmitirla a nuestros seres queridos y amistades. Agradezco a las misioneras por su recibimiento, dedicación y responsabilidad y por su infinito amor a Jesús y su Madre Santísima la Virgen María. Conocía brevemente la vida de San Maximiliano Kolbe pero no el sufrimiento que pasó, su fe y su entrega sobre todo en Auschwitz ayudando a todas las personas sin distinción de raza y de religión. Me impresionó muchísimo. Uno conoce los padecimientos pero vivirlo en el propio lugar es muy diferente. Estoy muy agradecida al Señor por haber podido hacer esta Peregrinación de la cual me llevo una riqueza incalculable... (Haydèe)  

Agradezco a Dios haber conocido por medio de Cristina los pasos de nuestro querido San Maximiliano Kolbe. Desde nuestra pequeñez en la fe ofrecer el rezo del Vía Crucis  en esos campos de Auschwitz donde hubo tanto dolor y Maximiliano ofreció su vida por ese padre de familia.  Cuánta fortaleza espiritual le regaló María a ese pequeño Raimundo... Polonia me invita a seguir creciendo espiritualmente ya que vi como sus habitantes viven allí una gran fe.  Italia no tengo palabras para dar gracias a Dios desde el Vaticano, el Papa y toda ella es bella... Pido a María hacer conocer en mi ciudad todo lo que me fue regalado. (Teresa)  

Este viaje para mí fue inesperado y sorpresivo, por muchos motivos. Ha sido un regalo del Señor y de mi mamá, que partió el año pasado.  He gozado de todo lo vivido. Un viaje muy lleno de Amor del Señor y de María. Doy gracias al Señor, pero también a todas las personas que nos acogieron, guiaron y cuidaron con amor maternal. Gracias Misioneras de la Inmaculada, hermanas de la Vida.  (Mariquita)  

Cuando ya estaba al borde del abismo, cuando ya estaba perdiendo la fe, por tantas cosas malas que me habían sucedido durante tantos años… Surge este maravilloso viaje! Ya recobrando la fe, creo y amo a Dios y a María, les doy las gracias por enviarme esa luz de esperanza y confío en que mi amado sobrino Lucas recupere la salud completamente pronto. Regreso con el corazón henchido de gozo, de alegría de este viaje espiritual y espero que no sea el último. Gracias a quienes  lo organizaron y a los acompañantes.  (Elena Vásquez)     

La espiritualidad fue el centro de nuestro peregrinar, acompañados por el Padre Daniel, el cual infundió en nuestros corazones, una fuerza inquebrantable en nuestro caminar. Por cierto que el grupo ha respondido al llamado de Dios, a María inspiradora y guía en nuestro peregrinar. Expresiones nuevas colmaron nuestros corazones, algunas volaron y otras permanecieron. En Asís, la Misa fue maravillosa. Santa Clara – justamente el 5 del corriente mes cumpleaños de mi nieta Clara – la llamada Clara que necesita mucho apoyo de la Virgen. Hermosa experiencia con el Padre Daniel quien nos hizo crecer día tras día en sus homilías llevadas a la realidad de nuestra pobre vida. Enriquecimos nuestra fe. Agradezco personalmente a las misioneras, su enorme esfuerzo en conducir por diversos lugares el peregrinar. Gracias!! Gracias!! Y que sigamos el camino del incondicional Padre Kolbe... 


Un viaje enriquecedor. Vuelvo con el alma llena de gratitud. Conocí los lugares donde el Padre Kolbe vivió, caminó, trabajó, sufrió y murió. Qué importante el legado que dejó. Ahora lo siento más cercano. Volveré a leer su historia. Buscaré, como él propone, ser santa! También me acerqué al Padre Faccenda. Me emocioné conocer los lugares donde trabajó y murió. Se siente viva su presencia. También profundizaré sobre él, su vida y su obra. Me lo propongo. Ahora, como a todos, nos toca seguir, me toca seguir.  Todo fue emoción: los campos de concentración, las basílicas, la Misa diaria, la comunión con los demás peregrinos, de las la presencia siempre atenta de las misioneras…  Un viaje hacia mi interior… Espero poder transmitir lo vivido… Me parece que este tipo de viajes debe continuar.                                                                                                 

Damos gracias a Dios por hacer realidad esta hermosa peregrinación. Vivimos los pasos del Padre Maximiliano Kolbe, lugares que fundò y animò el movimento Milicia de la Inmaculada. Allí entregó su vida al servicio de la evangelización de distintas maneras, expresiones… La visita al Santuario de la “Virgen  Negra” nos emocionó mucho.          Llegar a estar en los campos de concentración y exterminio alemanes nos recordaba el sufrimiento y martirio vivido por tantas familias, allì Maximiliano Kolbe dio su vida. Conocer los lugares y niñez de Juan Pablo II nos emocionó, siempre lo recordaremos. Ir a Roma, llegar a la Plaza San Pedro desde temprano fue admirable, la gente que con alegría clamaban a nuestra santidad, nosotros muy emocionados al escuchar sus palabra, su saludo y … verlo pasar tan cerca! “Felices del momento presente vivido como peregrinos junto al Papa Francisco”. El acompañamiento espiritual del párroco Daniel Aguilera nos iluminó en todo momento. Sentimos la hospitalidad y generosidad recibida de las misioneras que nos acogieron en sus distintas casas espirituales, durante la estadía en Polonia, Roma y Bolonia. Gracias! La comunidad del pueblo de Cristina (misionera) nos recibió con grandes sorpresas… en familia, sentimos la presencia de un gran amor hacia nosotros peregrinos. Gracias!!   (Norma y Juanchi)  

 
 
 
 
 
 

Descubriendo el camino que nos lleva a la felicidad