1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

Olavarría

Retiro para adultos 

Recibirán el Espíritu sin medida
 

Los días 20, 21, 22 de abril se realizó en Olavarría un nuevo retiro para adultos. Días de reflexión, oración, escucha y de encuentro con Dios y uno mismo, de la mano del Espíritu. Compartimos algunos testimonios.

      El retiro fue mucha iluminación, de fortaleza y por sobre de todo de mucho amor misericordioso sobre mi vida. Dio luz a mi entendimiento de cosas que debo cambiar y mejorar como actitudes, pensamientos y accionar en medio de mi vida cotidiana. Fortaleció mi voluntad, mi fe, mi amor hacia mis semejantes y mis seres queridos... Me mostró que debo estar en cerca de mi comunidad, ya que estoy ausente, porque a pesar de... Dios igual obra. Dios es misericordioso y lo muestra con hechos en mi vida, que me hacen reflexionar cada día, que está presente, más allá de que no lo sentimos. Doy Gracias a Dios y mis hermanitas misioneras del padre Kolbe, por invitarme a fortalecer mi espíritu y poder seguir el llamado a está vida... ¡A DIOS SEA LA GLORIA POR SIEMPRE! Junto con María que intercede con su silencio y hace notar su presencia hermosa. Jorge Ulco

      Quiero dejar mi testimonio de la experiencia que tuve personalmente y comunitariamente de Dios en este retiro. Habíamos trabajado en el programa con el equipo de animación unos encuentros antes. Siempre resonaba en mi la frase “recibirán el Espíritu Santo”. Esta moción interior le dio vida a dos cosas que fueron de mucha bendición: una canción que compuse y que pude cantar en el momento de la experiencia del bautismo y la contemplación de Jesús soplando el Espíritu Santo... Todo se fue dando desde el comienzo, en el retiro parecía que todo era caos, nervios y confusión, como en el comienzo de la vida, relata el Génesis: "en el principio todo era confusión y el espíritu de Dios aleteaba sobre la superficie de las aguas" (Gn 1, 1-2) , y así fue una gran lección del Espíritu Santo con su pedagogía nos fue enseñado todo. De apoco cada día nos fue amasando y transformando, nos reglo sus dones y nos dejó muchos frutos: un gran amor por su iglesia y una certeza de que caminado con El nada nos falta. ¡Amen! Gracias a todo el equipo del Instituto Mariano y Misionero Padre Kolbe por disponer todo par a la gloria de Dios, fueron días de mucha gracia, de cordialidad y  cercanía, de compartir y servir con hermanos y hermanas en el  Señor, de crecimiento y fortalecimiento de la fe y  estoy seguro de que cada uno tuvo un encuentro personal e íntimo con el Señor, trino y uno y con su amada madre, María. Lolo

 
 
 
 
 

Descubriendo el camino que nos lleva a la felicidad