1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

"Te vuelvo a elegir, Señor"

25° aniversario de consagración a Dios de Angela, Anna, Giovanna, Lucia, Sonia

Italia, Borgonuovo, domingo 6 mayo. Juntos para decir gracias. Una celebración, una fiesta llena de alegría y gratitud, en comunión con todas las misioneras, voluntarios, amigos. Gracias a todos los que participaron y acompañaron con mucho afecto y con la oración. 
 

La oración de agradecimiento y de renuevo de los votos

Aquí estamos ante ti, Señor de la vida, para agradecerte por el amor y la fidelidad con que has acompañado nuestro camino en estos veinticinco años.

Te hemos elegido a Ti, en la alegría y el entusiasmo de la juventud, cuando el corazón ardía con grandes ideales y la mirada iba más allá, hacia un futuro lleno de expectativas y deseos.

Te hemos elegido a Ti, cuando nos has llamado a cambiar horizonte y a dejar lo que fue conocido para recorrer caminos siempre nuevos, en la alegría de dar y de donarnos. Como una semilla nos has sembrado en diversos terrenos, en lugares diferentes, y hecho madurar nuestras vidas al calor de tu gracia, en el compromiso cotidiano de ser signo de tu amor hacia cada hermano.

Te hemos elegido a Ti, frente a los muchos hermanos y hermanas que encontramos en estos años: cada uno con su historia, sus sueños, sus expectativas y sus sufrimientos. Con ellos y para ellos nos has hecho hermanas y madres y hoy te los confiamos, para que puedas recibir todas sus necesidades.

Te hemos elegido a Ti, en los días buenos y en los tristes, en el paso del tiempo y las estaciones, y experimentado que, en el pasar de los años, nuestro sí ha echado raíces en tu fidelidad, custodiada en el corazón de María, madre tierna y fuerte .

Hoy estamos aquí y volvemos a elegirte, Señor, sostenidas por el afecto de nuestras familias; del recuerdo de los padres que ya has llamado contigo; de las misioneras, nuestras hermanas en el camino diario del seguimiento; de los amigos aquí presentes.

Estamos aquí y con alegría ... Renuevo el deseo y el compromiso de seguirte: en el camino del Amor que se hace don y la belleza de existir; en el camino de la pobreza, que sabe cómo compartir libremente lo que ha recibido libremente; en el camino de la obediencia que abre caminos de libertad al soplo del Espíritu.

Te volvemos a elegir, Señor, porque Tú nos has elegido primero. Que tu camino infinito sea nuestro. Amén.