1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

Dolor

 

El dolor de Jesús

Con su sufrimiento y su muerte, Jesús tomó sobre sí toda la humanidad sufriente, dándole un nuevo valor. Él llama así, de modo especial, cada persona que sufre colaborando con Él en la salvación del mundo. Es su cruz y la nuestra que se hace una sola cruz.

 

El dolor

El dolor es siempre un misterio, que se ilumina solo a través las palabras de Jesús: "Les aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto" (Jn 12, 24)

 

María nos conforta

María sigue siempre con premura a sus hijos, pero su presencia es particularmente viva y operante cuando se encuentra al pie de la cruz. La Virgen nos ayuda a aceptar el dolor, las pruebas y las amarguras como medio de purificación, por eso la cruz se convierte en fuente de salvación, motivo de alegría y de esperanza. El dolor es confortado, el pecado perdonado; encontrando a la Madre el hijo encuentra la casa: el hombre se vuelve a unir a Dios

 

La crisis

Cada vida supone siempre una crisis: es el camino, son las dificultades de una paso detrás del otro. Pero las crisis pueden convertirse en una derrota. Está en nosotros hacer que se convierta en una victoria, a través de la paciencia y la confianza.