1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

Décima tercera etapa

SALTA!
Para comprender hacia dónde vas pero también hacia donde quieres ir...

¿Sabes que nunca había pensado en las palabras del Padre nuestro?¡Son muy fuertes! Que extraño...es una oración que aprendí de pequeño, tal vez ha sido la primera y me acostumbré a repetirla de memoria como
una poesía, ¡sin pensar al verdadero significado de las palabras! Desde cuando me escribiste, comencé a pensar lo que digo cuando rezo y tengo la impresión de hablar de verdad con una persona. Sabes que la oración hecha así tiene un gusto diferente. Antes me parecía una serie de fórmulas para ser recitadas (sinceramente un poco aburridas) pero ahora siento de tener una verdadera cita con una persona que me
espera.

Te confieso una cosa que nunca dije: yo nunca he tenido una buena relación con mi padre y no la tengo tampoco ahora (a pesar de que ya no vive más en casa con nosotros) por eso, pensar en Dios con la figura
de mi padre... no es que me venía de decir Padre nuestro con ganas. Pero desde que me explicaste esta oración, he querido probar y más rezo con esas palabras y más siento dentro de mí una dulzura nueva, me parece como si estuviera encontrando el padre que no he tenido, me parece que sea un padre también para mí...

Pero sí, ok el Padre nuestro es una oración que finalmente entendí y además nos la enseñó Jesús (no puede estar equivocada, ¿no?) pero qué me decís de las otras oraciones que se aprenden de memoria desde
chico, tipo el Ave María, el gloria...para no hablar del Rosario. En el mes de María nuestro párroco recomienda siempre el rosario: pero ¿qué oración es? Esa no es una oración, es un aburrimiento mortal. Toda esa lista infinita de Ave María... ¿qué sentido tiene? Pienso que tú estas de acuerdo conmigo en decir que no es una oración sino una fila de palabras que hay que aprender de memoria.
Pero ¿qué hace Dios con estas oraciones? Dale, admitilo: esta la inventaron en el Medioevo y después se olvidaron de sacarla. Es una reliquia histórica que la Iglesia conserva como recuerdo.... ¿piensas así?

Si quieres, pide consejo a un amigo y continua...