1. Inizio pagina
  2. Contenuto della pagina
  3. Menu principale
  4. Menu di Sezione
  1. IT
  2. EN
  3. ES
  4. FR
  5. PT
  6. PL
Contenuto della pagina

Décima etapa

SALTA!
Para comprender hacia dónde vas pero también hacia donde quieres ir...

Sabes que es cierto lo que me escribiste hace un tiempo, que la Palabra de Dios es viva.
Es como una espada afilada que llega hasta lo más profundo de nuestro ser.
A veces me parece que me lea dentro.
Ayer me sorprendí con el relato de la negación de Pedro. Pobre Pedro. Me dio compasión. Después de haber negado tres veces (no una, tres) encuentra la mirada de Jesús y se da cuenta que lo traicionó y se pone a llorar. Sabes, cuando lo leí, me sentí identificado con él. También yo lo he negado a Jesús y recién ayer me di cuenta de eso. ¡Gracias Pedro!
Primero, todo el entusiasmo de querer dar la vida por Jesús y después, frente a la primera mujer, dijo que no lo conocía.
Pero... también yo he hecho así ¿sabes? Me da vergüenza pero también yo me comporté así o parecido.
También yo delante de los demás que se burlaban de los que van a la iglesia, me hice humo... no dije ni una palabra, y antes que a alguien le viniera a la mente preguntarme si yo iba a la misa o a la parroquia, desaparecí. Pero después me sentí muy mal.
El Evangelio dice que Pedro lloró amargamente. Y también yo, ayer, lloré.
Me sentí indigno de seguir a Jesús, de merecer su amor, de seguir mi sueño que es el de hacer como los discípulos, de estar siempre con el....¿pero cómo?
¿Cómo puedo realizar este sueño imposible si no he sido capaz ni siquiera de ser yo mismo frente a mis compañeros de colegio? No pude ni siquiera decir que yo creía el El. Que Él es importante para mí.
Sin embargo... no me creerás, pero el pasaje de Pedro me dio esperanza. Pedro ha negado a Jesús y Jesús lo ha nombrado cabeza de su Iglesia, no obstante lo hubiera negado y abandonado en el momento en el cual ha tenido más necesidad del apoyo de un amigo.
Por eso, me dije, ¿entonces uno puede equivocarse y volver a comenzar? Tal vez sí...

Si quieres, pide consejo a un amigo y continua...